martes, abril 13, 2010

Homicidio

Algún día asesinaré al maldito insomnio.

4 comentarios:

hitlodeo dijo...

Yo lo maté hace mucho, aunque a veces revive, como Peter Sellers en "El Guateque".

Sol dijo...

Pues yo pretendo torturarlo toda la noche, hacerlo pensar en cuestiones poco urgentes, levantarse y acostarse novecientas noventa y nueve veces, mirar el reloj quinientas, arrugar las sábanas con movimientos histéricos y, en la mañana, hacerlo usar tacones muy altos y mostrarse interesado, lúcido y gentil con la gente durante todo el día... y así, hasta que aprenda.

ernesto51 dijo...

Yo le obligo a no estar quieto, a leer, a escribir, a no dejerle descansar... y al final se rinde, y me duermo.

Solange dijo...

Pues el mio es testarudo. Si lo obligo a no estar quieto, al otro día me obsequia unos hermosos ojos hinchados...Todo un horror! Aunque lo que más me preocupa es la agresividad que me causa...
Ya encontraremos una solución!